Nuevos tiempos y mejores hombres…

Te sorprende que yo lo diga. Siempre los adultos mayores creen que en su época, cuando eran jóvenes, era mejor que ahora. Pero, para mí no. Claro que gozaba de belleza, de salud, de juventud, pero mi vida hubiese sido muy diferente si yo hubiera nacido 40 ó 50 años más tarde. Si hubiera nacido ahora.

Me has pedido que venga a vivir a tu casa. No ves que no lo puedo aceptar? Ahora que vives sola, estás independiente, tienes un buen trabajo, un buen sueldo, tienes todo lo que yo no tuve. El día menos pensado te enamorarás y querrás casarte con tu pareja. Sería muy egoísta por mi parte irme ahora, dejar toda mi vida y volver a empezar con 80 años. No puedo ni quiero ser una carga para nadie. Y por muy bien que esté ahora, piensa que el día de mañana que yo ya no me encuentre bien, aquí estaré muy bien atendida.

Sí que hace muchos años pensé en colgar los hábitos y empezar de nuevo, pero fuera de este convento no sabía como podría ganarme la vida y el mundo exterior me daba pánico. He dedicado mi vida a Dios, a la fe, a la docencia y me he sentido muy llena interiormente, pero hubo el momento que tuve aquella depresión tan grande por la muerte de mi hermano, tu padre, que encerrada en estas paredes creía que me iba a morir. Han pasado muchos años y sigo con la depresión. Mi infancia y la de tu padre fue muy dura.

La vida aquí en el convento no es fácil, todas a pesar de nuestras edades avanzadas, seguimos trabajando diariamente. Y ahora me han puesto en la portería de la escuela. Y yo ya estoy cansada.

Entre las hermanas la convivencia a veces tampoco es fácil, la madre superiora que es mucho más joven que yo, imagínate tiene 60, me tiene en el punto de mira y no me deja llamarte ni por teléfono para no gastar. Tengo siempre frío, supongo que es por la edad y ella por la noche nos para la calefacción, por lo mismo. Me riñe por todo como si yo fuera una niña.

Yo te agradezco todo tu interés pero ahora ya no concibo mi vida fuera de la casa, duramente he clavado mis raíces en esta tierra.

Próximo turno para: T – Noel Plebeyo – Activo

Anuncios

11 comentarios

Archivado bajo T - Carolinagromani - Activo

11 Respuestas a “Nuevos tiempos y mejores hombres…

  1. Vaya relato…aunque uno no fuera monja tiene ese enorme acierto de ser aplicable a muchas personas, independientemente de sexo, raza o condición…me gustó mucho y la frase que me tocó también…

    Besos

  2. Aspective

    Opino como Noel.
    Es bonito, aunque me deja un poso de tristeza. Una mujer muy entera y lúcida, intelignete y nada egoista con entereza pero sometida a algo que si hubiese nacido después a lo mejor su vida hubiese sido muy distinta.
    Quizás así me he imaginado yo a las monjas siempre.
    Enhorabuena está fenomenal.

  3. unsinagawa

    Tomaré la frase recurrente de un amigo: excelentemente bien. Es díficil imaginar una vida de reclusión, aunque considero las grandes bondades de una vida asi: por ejemplo tener tiempo para ti. Ahora mismo, es lo que no tenemos, seguimos un guión como patrón de vida.

  4. Hola!!!
    Que buen relato!!! Entras muy bien en la mente de ella.
    Hasta luego.

  5. * Noelplebeyo, me alegro que te haya gustado la frase, ya tengo curiosidad de como la vas a desarrollar. Besitos 😉
    * Aspective, muchas gracias 😉 . Besos.
    * Unsinagawa, yo puedo imaginarme una reclusión voluntaria y temporal, pero de toda una vida… supongo que es cuestión de fé. Y sí, encontrar tiempo para nosotros se puede convertir en una aventura 🙂 Besos.
    * Ariel, he pensado en una monjita que conozco. Aunque evidentemente me he inventado la historia que hubiera querido irse del convento y lo demás. Me apetecía tener 80 años por un rato, ser monja y haber vivido mi vida consagrada a los demás. Que bien poder hacer y deshacer con la mente, jajaja. 😉 Chao.

  6. Es muy difícil separarse de las costumbres que la han acompañado a una por tanto tiempo, romper y empezar de nuevo.
    Yo particularmente no creo en la edad como señal para anclar una vida futura a una presente pero puedo entender cómo hay presentes y pasados que están tan atados a las personas que, sin ellas, éstas no son las que son.
    Lindo, Carolina, me gustó imaginarme en el lugar de tu personaje.

  7. N - Sonvak - Activo

    Me uno a todos ellos, me ha gustado mucho.

  8. * Aguaya, sí, vete a saber si hay casos verídicos en los que se atreverían a empezar de 0 a pesar de la edad. Un besito 😉
    * Sonvak, un besito 😉

  9. Carol, cada día me sorprendes más con esa capacidad que tienes de ponerte en la piel de otros… me encanta!!! Tienes un conocimiento sobre la psicología humana increíble 🙂 Mi más sincera enhorabuena!

  10. Carolina, yo no sé si era tu intención o mi imaginación calenturienta, pero me ha dejado una sensación de angustia, viendo el calvario que está pasando esa monja tan mayor que ni tan siquiera tiene la libertad de hablar con alguien con el que se pueda sentir libre para hablar.

    Absolutamente fascinante tu relato, no sólo me ha transmitido, me ha hecho sentir. Qué fuerte!!!!

    Besitosssss

  11. Hola Suki! Como me ha halagado tu comentario, muchas gracias, 🙂
    Hola Montse, sí era mi intención transmitir silencio, soledad, como dijo Aspective dejar un poso de tristeza, porque a mí desde mi punto de vista, que puedo estar muy equivocada, ponerme en la piel de mi monjita imaginaria, es la sensación que tuve. Besitos!!:)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s