…Es bueno ser parte de esto.

Es bueno ser parte de esto…  -era la frase preferida del general-.

En unos momentos más cambiaría de opinión p0rque la partida de cartas tendría, abruptamente, que interrumpirse. No sé si era ficción o realidad. Quizá desde la nochevieja no se escuchaba, a intervalos irregulares, estos sonidos despeinados de las carabinas y los fusiles de asalto.

-El general ya debe estar dormido, me dije, tenía la mala constumbre de acostarse muy temprano y seguro no llegarían hasta sus oídos los estruendos y traqueteos de las armas de fuego, que sugerían una violencia cavernaria.

El último de los asuntos que me hubiera gustado tratar con ésta premura, era precisamente éste. Desde la última batalla en que perdimos la mitad de nuestro territorio –la del Alamo– no había tenido la necesidad de irrumpir en la vieja casona de la calle Neptuno.

Sea lo que sea había que “ponerle el cascabel al gato”. No se trataba de un asunto de Breton Woods ni de política de marras sino de un asunto de estado.  Me recibió Eutimio, apologista personal y secretario particular del general  –duerme ya el general, le pregunté. No, me repondió. Avísele que me encuentro aquí. No soltaría prenda de la información. Ya había tenido la oportunidad de meditar las palabras y como ajedrecista experiementado, trataría de ser prudente y no soltar de sopetón la noticia.

Esta vez el general no dijo un hola de saludo. Se le veía serio y taimado, y quizá por ello, no puedo contenerse: “Puta madre que es tan urgente que me saca de mi juego de poker”. A zancadas, con paso marcial recorrió los metros que separaban el patio central  de su oficina, la del señor gobernador y general de división Nepomuceno Arguello. Eutimio nunca lo habia visto tan encabronado, así que apresuro el paso y abrió cortesmente la puerta de la oficina. -No se adorné, señor licenciado, vamos al grano de las cosas, le dijo.

Una vez cubierto el protocolo oficial y sabiendo que el general se controla de un momento a otro, que de mar embravecido pasa a apacible lago, le espetó. De acuerdo con sus intrucciones voy a realizar un esfuerzo de sintesís: “En estos momentos, sufrimos de una nueva incursión armada en el Fuerte de Montesclaros”.

-No me chingues, le respondió casi por impulso.

-Expliquemelo de nuevo, como se lo explicaría a un niño de escolar. “Las fuerzas invasoras de la primera potencia mundial, atacan de nuevo nuestra patria y basado en mi exhaustivo conocimiento del sistema político y jurídico de aquella nación, creo que ésta es producto de una resolución legislativa que ordena pagar con territorio nuestra deuda externa”. Híjole, mi general, ya nos chingamos sentenció.

-Aquí es donde la puerca torció el rabo de la historia. “Bueno, si ya nos quitaron las bajacalifornias, nuevo mexico y arizona, pues ni modo, entreguemos ahora la otra mitad del país, pues será mejor esperar nuevos tiempos y mejores hombres…

Próximo turno para: T – Carolinagromani – Activo

12 comentarios

Archivado bajo S - Unsinagawa - Activo

12 Respuestas a “…Es bueno ser parte de esto.

  1. unsinagawa

    Un saludo. Un abrazo. Una disculpa por ser nuevo en esto –incluso no pude justificar el texto. Muy agradecido por compartir con todos desde el norte de México.

  2. Bienvenido Unsinagawa, por fin a la tercera tentativa te estrenaste. Te voy a enviar en breve por email varias explicaciones a ver si te lo hago más fácil ok?

  3. Estamos en guerra. Que las bajas las acumule, en todo caso el enemigo.

    Un saludo

  4. Hola!!!
    Excelente relato!!!
    Bienvenido a bordo.

  5. N - Sonvak - Activo

    Una disculpa?… Me ha parecido muy bueno tu post. Saludos!!

  6. Bienvenido Unsinagawa!!
    Escribes muy bien!!
    Voy a pensar el título que me has dejado…
    Saludos y abrazos 🙂

  7. Bienvenido Usinagawa y enhorabuena por tu estreno.

    Me ha encantado tu relato por lo sorprendente y novedoso.

    Besitossssssss

  8. Aspective

    Bienvenido
    Sorprendente el relato y me encanta el lenguaje, con giros que no conocía (culpa mía por inculto) y que he buscado. Así aprendo más nuestro idioma.
    Gracias y enhorabuena.

  9. unsinagawa

    Mil gracias por sus comentarios. “Los amorosos se ponen a cantar entre labios una cancion no aprendida”: Sabines.

  10. Bienvenido! y si empezamos con guerra, pues te deseo cañonazos de inspiración para los relatos que seguirán!
    Un abrazo, desde Berlín.

  11. bienvenido!!!

    me gustó mucho leerte 🙂 y nada de disculparte, eh? que te quedó genial 😉 ánimo!!!

  12. Pingback: Un buen recuerdo de Noelplebeyo « El Blogguercedario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s