Ella no era la victima

Al menos eso es lo que ha argumentado la chica que me asiste en el trabajo, cuando le he cuestionado sobre un asunto que ocurría en la oficina, en donde trabajamos.   Ella no era la victima y por tanto, aunque conocedora de lo que ocurría, ha guardado silencio, por qué involucrarse? enemistarse con alguien? ella no era la victima y no debía  importarle lo que pasara a otra, allá ella.

No deja de resultar  preocupante, cuan poco importa al género humano lo que pase a  su alrededor, sobre todo sino le afecta.   dejamos que ocurran las cosas porque sino es con nosotros, ni caso vale preocuparse por ello.

A qué viene todo esto se preguntarán? En los días pasados encontré sobre mi mesa, una nota de mi jefe diciéndome que una chica de la oficina, excelente trabajadora, había renunciado sin más, y que debía ocuparme de averiguar el por qué? ya que no existían motivos evidentes.

Puesta en el asunto, me dediqué a indagar a la interesada que no hubo de darme ninguna explicación satisfactoria y casi decidí dejarla marchar.  Cuando aquello sucedía , la chica con la que trabajó hace más de una década, sin duda con el ánimo de cotillar más que por informar,  me cuenta la causa de aquella repentina e inexplicable renuncia.  

Un supervisor le ha estado acosando durante meses, y pese a su negativa,  como todo prepotente ha persistido a tal grado de llevarla a la necesidad de renunciar a su trabajo, en el que está contenta, mantiene buena relación con su jefe y el que realiza eficientemente.

Mi sorpresa no era tanto por el acoso, durante años de trabajar me encontré  con muchos de estos deplorables personajes, que se creen con derecho a “enamorar” a cuanta mujer encuentren en el trabajo.  Mi sorpresa era como les digo, el hecho de que una compañera conociera el asunto y callara.

Dejamos que pasen cosas en el mundo, callamos, porque no es con nosotros, porque a cada quien sus propios asuntos.  De verdad, muchas veces ando metida en “rollos” por meterme en lo que mi jefe ha calificado “lo que no te va,  ni te viene” pero nadie nos ha asegurado que porque no nos ocurren ahora no nos podrán ocurrir en el futuro, y que nada podremos hacer, como bien dijo Bertold Bretch a quien les cito más abajo, sencillamente porque cuando debíamos hablar, callamos.

De más está decirles que el problema solucionado, aquel “tonto” no acosará a nadie más , y aquella “discreta” empleada que no se mete “en los asuntos de nadie”  deberá esperar tener suerte de no verse un día en aquella situación, y que todos callen.

Primero se llevaron a los negros
Pero no me importó
Porque yo no era negro
En seguida se llevaron algunos obreros
Pero no me importó
Porque yo no era obrero.
Después prendieron a los miserables
Pero no me importó
Porque yo no era miserable
Después agarraron algunos desempleados
Pero como yo tengo mi empleo
Tampoco me importó
Ahora me están llevando a mí
Pero ya es tarde
Como yo no me preocupé por nadie
Nadie se preocupa por mí.

N – Sonvak – Activo

Anuncios

15 comentarios

Archivado bajo Daniela_

15 Respuestas a “Ella no era la victima

  1. N - Sonvak - Activo

    Joer!! que acelerón habeis pegado!!… De repente, ya me toca.

    En tu post hay una gran verdad… y lo peor de todo es que cada vez pasa más, cada vez cada uno va más a lo suyo, y prefiere no involucrarse en posibles problemas de terceros que podría ayudar a solucionar.

    Pero todavía quedamos unos cuantos que sí nos involucramos, que sabemos que es posible que en el futuro no se nos corresponda igual, pero aún así hacemos lo que la conciencia nos dicta… y creo que la mejor compensación de hacerlo es el tener la conciencia tranquila.

    Y ahora resulta que ¡¡¡¡¡¡¡¡¿¿¿¿¿NADIE SE PREOCUPA POR MI?????!!!!!!!!… tendré que irme por la ficción, pues precisamente estoy pasando momentos “durillos” y me estoy encontrando con mucha gente que Sí se preocupa por mi… y de lo cual me siento muy agradecida como para empezar a quejarme.

    Excelente post, Chapinita, y excelente tú como persona… Un beso muy grande (y a la vuelta te espero, je…. es que la frasecita… y no quiero volver a recurrir a una amiga me dijo: “nadie se preocupa por mi”)…. así que a ver que hago con la frasecita, ya sabes… para complicarle la vida a Aspective.

  2. Mucha verdad. Hay aún tantas situaciones como esa en este mundo!!! No se puede ir por él con los ojos vendados… menos mal que siempre hay alguien atento que sí se preocupa por los demás…

  3. Aspective

    Esa cita de Bertold Bretch es uno de los primeros textos sobre los que reflexioné cuando era adolescente. Se lo escuché recitar al grupo “Jarcha” y me dejó impactado.
    Se lo he repetido muchas veces a mis hijos como explicación de actitudes.
    Gran entrada que refleja perfectamente una actitud que cada vez es más frecuente, desgraciadamente.
    Fenomenal

  4. Aspective

    Gracias Sonvak, espero con impaciencia esa maravillosa frase que me dejarás en herencia.
    😉

  5. Sonvak gracias! y ánimo, aunque a veces no podamos verlo así, tarde o temprano todo mejora!
    Un beso! jejeje y yo también espero esa frase!

  6. Aguaya, cierto! gracias por tu comentario!

  7. Gracias Aspective, un saludo!

  8. Totalmente de acuerdo Chapinita, de hecho, creo que ya lo he comentado alguna vez, yo “robé” el título de una canción de Manic Street Preachers y me lo intento aplicar como filosofía de vida: “If you tolerate this your children will be next” – Si tú toleras esto tus hijos serán los siguientes. Creo que representa muy bien tu reivindicación de que si no te implicas e intentas mejorar las cosas dejarás una herencia muy pobre en valores a la siguiente generación y cada vez seremos peores personas.

  9. Me ha gustado mucho tu post, Chapinita. Es para reflexionar.

  10. Chapinita, es triste y cruel tanto como real. Acabamos viviendo “con orejeras” para no ver qué sucede a nuestro alrededor.

    Excelente relato.

  11. Tienes razón Codeblue, aún podemos hacer algo para evitar que como dices las futuras generaciones sufran por lo que no hayamos tenido agallas de encarar.
    Un saludo,

  12. Gracias Montse, un saludo

  13. Carol, gracias por tu comentario.

  14. Muy buen post sin duda… no pensé que fueras a enfocarlo por ahí 🙂 Me gustó leerte

  15. Gracias Suki, encantada de leerte! feliz navidad!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s