Valorar las pequeñas cosas

– Tienes que aprender a valorar las pequeñas cosas – me decía una y otra vez – El problema en realidad es tuyo, que no sabes apreciarlas.

– Si yo lo intento, pero es que… en serio, no puedo…

Ya, ya sé, estamos a unos días de Navidad, todo rebosa de amor, generosidad, miles de frases bonitas y buenos deseos… pero es que ni aún así… ¿será que tengo un problema?

Observé cómo mi nuevo novio se iba mientras yo cogí mi agenda de teléfono y una por una fui llamando a mis amigas a ver qué me aconsejaban. Realmente quería cambiar, quería valorar las pequeñas cosas, pero es que… puf…

” Mira, tú cierra los ojos e imagínate lo que más te gustaría ”
” Igual deberías ir a un psicólogo ”
” Deberías probar otras cosas nuevas, así luego no te parecerá tan poco”

Perfectamente habría podido escribir un libro para mujeres con todas las opiniones y consejos que me dieron, pero la verdad es que ninguno me hizo ni tan siquiera cambiar un poco y seguía viendo la misma realidad… la tenía pequeña.

Y lo siento, pero no, no puedo con esto… primero al prostituto no se le levantaba y ahora que intento empezar algo serio me encuentro algo minúsculo. De verdad, no sé si ir a un sexólogo o a un oculista…

¿Será que nos han engañado estos últimos años con tanta información? Mira que me vi todos los programas de la Lorena Berdún y estoy mirando en google, en la wikipedia… hasta me he suscrito a varias listas de correo de salud sexual!!! Y es que, a fin de cuentas… ¿El tamaño importa?

C – 08sandra – Activo

Anuncios

13 comentarios

Archivado bajo B - Suki

13 Respuestas a “Valorar las pequeñas cosas

  1. Pues eso, antes de que iniciéis la ronda de comentarios que seguro habrá y con este tema puede que más de lo habitual, me gustaría pediros absoluta sinceridad, el tamaño importa de verdad, y en caso de importar, es el largo?, el ancho?, ambos?, cuándo empieza a meter miedo? lo rugoso? jajajajajajaja

  2. Estoy segura de que pensabas que iba a salir por otro sitio… pero hoy no me levanté especialmente cursi, sino más bien lo contrario jajaja… dejo las preguntas a los comentaristas 😉 y sobre todo a Sandra que le toca el siguiente jejeje

  3. Jajajajaja, sensacional Suki!!! Buenísimo!!!

    Besitos

  4. Jajajajajajajaja
    Me esperaba un relato filosófico profundo y ¡zas! en to los bebes.
    Sois la leche con los giros. No hay quien adivine por dónde vais a salir.
    Muy bueno.
    … y me uno al cuestionario de Codeblue (como siempre por peloteo ya que me encanta el jamón)

    Muy bueno Suki, muy bueno

  5. Vais a una velocidad escribiendo trepidante!
    Felicidades Suki, por tu relato. Seguro que el tío sería perfecto, cariñoso, la mejor pareja, el mejor amante, el más fiel, el más sincero, el más divertido, estaría buenísimo, ganaría un pastón, pero claro no se puede tener todo en la vida. Algún defecto tenía que tener.
    Dicen que en el pote pequeño hay la buena mermelada o pequeña pero matona….
    Siempre quedará Corporación Dermoestética! jajaja

  6. Volvemos al inevitable terreno sexual, y el tamaño no importa, pero mira la tinta que gasta…estoy con Carolina…más vale pequeña y juguetona que sosota y grandota…

  7. Eso querido Noel se suele interpretar con un Noel no se la encuentra jajajaja, no te enfades. Yo creo que lo ideal es pequeña en relax y grandota en excitación, es decir, con una buena oscilación métrica que resulte cómoda para convivir y óptima para trabajar, jajajaja

  8. N - Sonvak - Activo

    Pues sí, por experiencia, el tamaño sí que importa, pues puede llegar a ser tan pequeña que no vale de nada que sea juguetona… jeje. Claro que demasiado grande, también puede ser un problema… (una amiga mía acabó en urgencias por ello, y no fue porque el chico no pusiese cuidado). O sea, que lo ideal es un tamaño medio, ese que tienen la mayoría de los hombres.

    Ay!! y no me mencioneis a mi prostituto, ahora resulta que además de no levantársele también la tenía pequeña, pobrecito mío!!… Ya me veo en el siguiente post llevándolo a la Corporación Dermoestética y a terapia.

    Me ha gustado la forma en que has dado el giro en tu relato, Suki… ingeniosa y divertida. Muy buena salida!!

  9. N - Sonvak - Activo

    Por cierto, Aspective, sea la frase que sea que me toque, ya sé cual te va a tocar a ti, jejejejejeje…. 😉

  10. Aspective

    ¿Yaaaaaa?
    ¿Pero qué te he hecho yo?
    ¿No soy bueno contigo?
    ¿No te llevé bombones cuando estabas enferma?
    ¿No te dí de comer cuando tenías hambre?
    ¿No te acompañé cuando estabas sola?
    ¿No te llevé flores a tu tumba cuando te maté?
    (por jorobar, más que nada…)
    (¿me la puedes adelantar?)

  11. N - Sonvak - Activo

    jajajajajajaja… es que claro, de tanto que juras venganza a la vuelta inversa, yo estoy ahora vengandome por anticipado, je….

  12. 🙂 que si no importa?!!! Claro!! pero depende de qué tamaño… que conozco a uno que siempre estaba preguntando y era por complejo, por cierto 🙂
    Temas picantes… y como gustan!
    🙂

  13. Pingback: Un buen recuerdo de Noelplebeyo « El Blogguercedario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s