No es altruismo, es necesidad

Loable y gratificante necesidad no? encontrar en la felicidad de otros la propia felicidad, pero qué pasa cuando una se topa con aquellos que se creen que el mundo les debe algo, y que está en los demás proveerles la felicidad que no tienen o no encuentran?  esta si es una mala manera de encararse con la idea de que,  encontraremos felicidad en la de otros.

Cuando sinceramente hay algunos que pareciera que ni la buscan ni la desean encontrar, se sienten tan cómodos lamentándose de sus existencias, del trabajo aburrido que tienen, de la pareja que no les comprende, de esto y aquello, y esperan que un día las cosas mejoren sólo porque si, cuando tienen que mejorar, porque la verdad que muchas veces ni siquiera van mal, es solo un modo de complacerse en sentirse infeliz o ser los pesimistas de siempre.

O lo peor,  pensarse que otros deben hacer todo por hacerles la vida grata y llevadera, porque ellos pobres se lo merecen, lo hace la mujer con el marido, porque pobre ella con la casa y el trabajo, y los hijos; lo hacen los hijos con sus padres, pobrecitos niños que temen enfrentar la vida; lo hacen muchos para nuestra desdicha, y aunque todos los días nos gastemos la energía en aquellos tristes eternos, anhelantes de una felicidad que parece nunca llegará, se empecinan en lamentarse si llueve, si hace sol, si la economía va mal pues hay razón y cuando va bien, pues también a lamentarse.

La felicidad propia realmente se nos arruina con los negativos aquellos de siempre, los insatisfechos y los que esperan que les consuelen eternamente, como si la obligación de los demás fuera buscarles las formas de ser felíz, vamos que la vida es feliz o infeliz si queremos, ya hemos tocado este tema antes, depende de nuestra actitud y de cumplir nuestra misión en la vida, buscar la felicidad que mejora  nuestra vida porque, la vida es lo que hacemos con ella.

N – Sonvak – Activo

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Daniela_

5 Respuestas a “No es altruismo, es necesidad

  1. N - Sonvak - Activo

    Simplemente: “el hombre propone y Dios dispone”… la vida no siempre es como intentamos que sea… la vida regala patadas que lo dejan a uno sin aliento y sin ganas de luchar…

    Es cierto que por muy infeliz que uno sea, no sirve de nada amargar la vida de los que a uno le rodean… sin embargo, también es cierto que a veces, lo único que hacen es tener una expresión triste en el rostro (no lo pueden evitar), y eso nos molesta, ¿por qué?, porque somos egoístas, porque no queremos que se empañe nuestro bienestar con preocupaciones hacia otras personas…

    ¿Cómo hablar negativamente de algo que uno no entiende? Pues no somos todos iguales, no podemos ponernos en sus pieles… lo único que podemos hacer es respectar su tristeza, su pesimismo, ya que la gran mayoría de las veces, éste tiene fundamento, no es un capricho por su parte…

  2. Cada uno es libre de aceptar o rechazar su forma de vida. Es de lo poco que nos queda a nosotros como libertad total.

  3. Igualmente tienen razón los dos, me refería claro a aquellos que teniendo casi todo se permiten lamentarse de todo, los hay no lo neguemos.
    Y claro, soy la primera en reconocer que hay momentos en la vida en que nada o nadie puede hacernos sentir esperanza, menos felicidad.
    Gracias por sus comments

  4. Lo que tengo claro es que hay muchas personas que no tienen ánimo, ganas, o fuerza y están llenos de pensamientos negativos y quejas, y cuando esto llega a ser exagerado para una persona que es aparentemente normal, es muy complicado empatizar y darte cuenta lo que de verdad sufre esa persona. No debemos criticar a la ligera, hay gente que lo pasa realmente mal, que abre la boca y sin querer, a pesar de que lucha por lo contrario, solo salen quejas y palabras de desaliento, y al escucharse se deprimen todavía mal, es un bucle sin fin, o eso creen, porque de lo que estoy seguro es que hay salida para todo, aunque es mucho más complicado y más duro que lo que algunos creen.

  5. Tienes razón Sito, a eso me referia cuando quieres sacarle una sonrisa a alguien y no hay modo, cuando quieres animarle y no quiere animarse. La vida es dura, y aunque difiero en que hay salida para todo, hay cosas como las enfermedades terminales que no tienen salida, y día a día mucha gente nos muestra que aún cuando las cosas van mal, lo mejor es enfrentar con entereza y ánimo la adversidad.
    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s