La peor pesadilla es la cruda realidad

Dijo Fernando Pessoa que arte es exprimir algo, sin importar lo que ese algo sea.

Si el poeta estaba en lo cierto y queremos hacer arte, algo tenemos que exprimir. Exprimamos entonces nuestro cerebro.

Decir que la realidad es la peor pesadilla es una forma infantil de poner escusas a la infelicidad. Para poder garantizar algo así hay que tener muy claros los conceptos de realidad, algo que muchos filósofos han intentando aclarar durante muchos siglos sin éxito.

La realidad es nuestra interpretación de una serie de acontecimientos, algo extremadamente subjetivo, ya que existen tantas interpretaciones como seres humanos en la faz de la Tierra.

La muerte de un familiar, que pueden algunos considerar trágico desde un punto de vista objetivo, es aceptado por algunas culturas de forma completamente diferente a como lo podemos interpretar los occidentales.

Los que siguen el espiritismo, por ejemplo, consideran todas las experiencias de esta vida una forma de perfeccionar el espíritu para volver más preparado en la próxima vida. De esta forma la vida no es más que un espejo, un campo de entrenamiento, para la verdadera realidad.

De esta forma ya ponemos en duda la existencia de una única realidad. Ahora tendríamos que decidir si existe un único concepto de pesadilla, lo que dudo mucho.

En fin, que los que tenemos comida en el plato todos los días y nos entristecemos porque nuestro móvil se ha quedado sin cobertura en nuestras vacaciones, tenemos que analizar de nuevo nuestros valores para poder decir Realidad y Pesadilla con mayúsculas.

Vivimos en un mundo subjetivo y no nos conformamos con ello.

M – Chapinita – Activo

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Sara de Lupotac

4 Respuestas a “La peor pesadilla es la cruda realidad

  1. Desde luego planteas cosas interesantísimas. Sobre todo me llama la atención que hay mucha, muchísima gente que protesta por estupideces y no se da cuenta efectivamente que tiene más que cubierta las necesidades básicas, y que son éstas las que uno más aprende a valorar cuando pasa una etapa privada de ellas. Debería haber una parte de la vida, por ejemplo, cuando acabamos la carrera o los últimos estudios realizados, en los que se obligase a las personas a vivir con menos de lo básico. Es decir, sin agua caliente y con poca agua, con alimentos básicos y escasos, sin ningún tipo de comodidad, etc. Así aprenderíamos todos a valorar de una manera coherente lo que es importante en esta vida. No os imagino a ninguno de vosotros más de una semana sin ordenador, explotáis, igual que yo, y seguro que no paramos de quejarnos y nos ponemos de mal humor. Seremos ridículos? jajaja

  2. No solamente existen muchas ¿infinitas? realidades o pesadillas si no que son absolutamente subjetivas.
    Alguna vez, cuando he estado en África, he podido ver a gente que, según nuestro concepto, no tienen nada, lo cual es bastante parecido a alguna pesadilla, mía por ejemplo. Sin embargo, esa misma gente que no dudariamos en clasificar de miserable, tienen una sonrisa permanente, una alegria que te hace plantearte si no sabrán algo que tú no sabes o que has olvidado.

  3. Qué te digo? estuvo estupendo tu post! y además, vamos! Pesoa, buena cita, de un grande!
    Saludos!

  4. Pingback: Un buen recuerdo de Noelplebeyo « El Blogguercedario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s