Las palabras no siempre dicen lo que uno quiere.

¿Y quien puede culparlas?.

Las pobres palabras están ahí, mudas, tranquilas y dispuestas, esperando pacientes a que nosotros sepamos sacarles jugo.

Lamentablemente no siempre somos capaces de hacerlo, pues a veces tratamos de asombrar a nuestros lectores con un lenguaje rebuscado que más que expresar sentimientos les muestre lo inteligentes que somos,  o incluso utilizamos las palabras para crear confusión y desviar la atención del punto principal.  

Veamos el siguiente ejemplo:  

Da miedo ¿verdad?. 

A ciencia cierta no entiendo de forma cabal lo que este cartel trata de decirnos… Supongo que este “selecto” establecimiento no esta autorizado para servir NINGUNA verdura o fruta, NI pescados O mariscos.

Soy firme creyente de la idea de ir directo y al grano, de dejar que las palabras sean las protagonistas principales….. y por ello de no utilizar metaforas rebuscadas. 

Me gusta decir poco y con ello dejar que el lector saque sus propias conclusiones.

Y también pienso que una imagen vale más que mil palabras.  

H-JoséLuis-Activo

5 comentarios

Archivado bajo Nieves

5 Respuestas a “Las palabras no siempre dicen lo que uno quiere.

  1. Totalmente de acuerdo, no hace falta usar un lenguaje rebuscado para decir lo que uno piensa o siente. Es mejor decir las cosas “claras” y que se entiendan, que rebuscadas y que nos quedemos “off”

  2. Pingback: Bitacoras.com

  3. Es interesante tu artículo, a veces depende incluso de si unimos o separamos palabras o de la entonación del mensaje que pueden cambiar totalmente de sentido…

  4. D - Rosma - Activo

    La esencia del saber decir esta en hacerlo de un modo parroquiano y sin rebuscar.
    Tambien soy de las que pienso depende lo que quieras expresar o quieras transmitir al lector. Y por su puesto la entonacion (como dice suki) puesto que hay veces al no darle la entonacion apropiada no entendemos el mensaje o lo distorsionamos… ahi si podemos hablar de buscar palabras que sepan dar al lector el mensaje sin dobles palabras o malos sentidos.

  5. Pingback: Un buen recuerdo de Noelplebeyo « El Blogguercedario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s